COORDINAN ACCIONES ANTE ONDA POLAR TRAS EL FIN DE LAS LLUVIAS EN EL MAULE

0
127

“Velar por la seguridad de las personas en situación de calle y por quienes más lo necesiten durante el frente frío que se aproxima, es nuestra principal labor”, les dijo el intendente Pablo Milad a los Seremis de Desarrollo Social, Juan Eduardo Prieto; de Gobierno Jorge Guzmán y al director regional de la ONEMI, Carlos Bernales, durante una reunión donde recibió el balance de los temporales del pasado fin de semana.

Según dijo la máxima autoridad de gobierno, la región resistió de buena forma los embates de la naturaleza, y de no haber sido por los cortes de energía que llegaron a perjudicar a unas 47 mil familias durante el peak, el Maule no habría tenido mayores inconvenientes.

Milad precisó que no se registraron personas damnificadas, albergadas, aisladas, desaparecidas ni fallecidas producto del temporal, como tampoco viviendas afectadas producto del evento.

Detalló que los afectados  por cortes de energía eléctrica se redujeron a poco más de 3 mil 700 hogares, principalmente de San Clemente (1.407); Vichuquén (651) y Curicó (397).

Asimismo, informó que el frente obligó a suspender las clases en 28 establecimientos de la región, lo que se tradujo a cerca de 3 mil 500 alumnos que no asistieron a clases.

La conectividad vial poco se vio afectada.

Solo las nevazones obligaron a cerrar los pasos fronterizos, puertos y caletas pesqueras.

Aunque los temporales nunca traen buenas noticias, el intendente Milad señaló que un aspecto positivo de las intensas precipitaciones, es que la región quedó con un superávit de 24% de agua caída respecto a la misma fecha del año anterior, pero aún con -15,4% para un año normal.

La condición de los embalses también fue favorecida por el episodio climático.

Del total de las 130 camas habilitadas a través de dispositivos en las comunas de Talca, Curicó y Linares, el sábado pernoctaron 78 personas, mientras que el domingo lo hicieron 128 usuarios, alcanzando casi la capacidad completa.

El Seremi de Desarrollo Social, Juan Eduardo Prieto, subrayó que están preparados para recibir el frío que se avecina, que según el pronóstico alcanzaría a los dos grados bajo cero durante este martes y miércoles.

“Estamos satisfechos con el trabajo realizado. Si bien comenzamos el funcionamiento desde hace más de una semana, nos faltaba abrir el albergue de Talca y pudimos tenerlo habilitado justo antes que comenzaran las lluvias. Ahora viene lo más complicado para las personas en situación de calle, como lo son las bajas temperaturas, por lo que estamos reforzando los albergues, con colchonetas en caso que llegue más gente, y la Ruta Calle aumentando la cobertura de atención. Lo importante es subrayar que nadie se quedará fuera”, señaló Prieto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here